COMO TENER UNA MENTE ABIERTA EN ESTE 2021

UNO: Abraza lo desconocido. Si quieres tener una mente más abierta, lo primero que tienes que hacer es abrazar algo que te es completamente ajeno. Claro, esto puede sonar un poco amplio, pero lo desconocido realmente puede significar algo tan simple como tomar una ruta diferente al trabajo, o ver una película de un director del que nunca has oído hablar. Si quieres tener una mente más abierta, entonces debes intentar abrazar una nueva cosa desconocida cada semana, o incluso, todos los días.

¿Nunca ha visitado ese nuevo restaurante de la ciudad porque no sabe cómo es allí? Ahora es el momento de comprobarlo.

¿Has evitado apuntarte a esa clase de inglés que te interesa porque no sabes nada de poesía romántica? Ve a por ello.

¿Has evitado las clases de Barre en tu estudio de yoga porque tienes miedo de no saber lo que estás haciendo? Échales un vistazo y verás que no fue tan aterrador como pensabas.

DOS: No rechaces nada antes de intentarlo. Las personas de mente cerrada son famosas por formarse opiniones negativas sobre cosas que ni siquiera han probado. Pueden odiar la otra pizzería de la ciudad sin siquiera poner un pie en la puerta, o piensan que el movimiento vegano es completamente tonto sin siquiera intentarlo ellos mismos. Por lo tanto, la próxima vez que te sorprendas expresando una opinión negativa sobre algo, pregúntate qué evidencia tienes para respaldar tus ideas. Si descubres que no hay absolutamente ninguna evidencia para probar tu caso, entonces debes intentarlo tu mismo antes de decir cualquier otra cosa. Si tu única evidencia proviene de fuentes sesgadas, como su bloguero favorito o su mejor amigo, que está de acuerdo con todo lo que dice, entonces eso realmente no cuenta.

TRES: Solo di "sí" en lugar de "no". Si quieres tener una mente más abierta, entonces tienes que empezar a decir "sí" a las cosas a las que antes dirías "no". Esta podría ser la invitación permanente de tu amigo para ir de excursión, la invitación de tu compañero de trabajo para unirse al grupo de zumba de tu empresa o incluso tu barista que te pregunta si te gustaría probar el nuevo especial de café con leche en tu cafetería favorita. Deja de decir no a las cosas y empieza a decir que te gustaría probarlas. Te sorprenderá lo rápido que esto cambia tu perspectiva.

La próxima vez que digas que no a algo, pregúntate qué hay detrás de este impulso: ¿es este miedo a lo desconocido? ¿Una falta de voluntad para salir de tu zona de confort? ¿El deseo de pasar el rato en la cama en pijama en lugar de conocer gente nueva? Enfréntate al sentimiento y encuentra la manera de combatirlo.

CUATRO: Aprende a examinar cada situación desde múltiples ángulos. Esto es más fácil decirlo que hacerlo, por supuesto. Supongamos que es políticamente liberal y apoya una prohibición seria de las armas de fuego. Claro, puedes pensar que su manera es la mejor, y no tiene que cambiar eso, pero debe leer algunos argumentos del otro lado para ver lo que dicen las otras personas. Es posible que descubras que tienen algunas buenas ideas propias; y si no lo haces, te sentirás más justificado en tu propia opinión porque estarás más informado.

Lee sobre cómo otros países dirigen sus gobiernos. Colombia podría aprender un par de cosas de Suecia y viceversa. Ver cómo otras personas hacen las cosas puede darte una mejor idea de cualquier situación, ya sea en la lucha contra el crimen, lidiar con adopciones u ofrecer un acceso más fácil y económico a la atención médica.

Digamos que eres un cristiano muy devoto. ¿Puedes intentar leer sobre otras religiones o comprender las razones por las que alguien podría no creer en Dios en absoluto? Haz una lista de estos motivos y vea si te resulta más fácil comprender sus diferentes perspectivas. Esto no significa que tengas que cambiar de opinión, pero te ayudará a tener una perspectiva más abierta.

CINCO: Piense en tres cosas positivas por cada negativa. Aunque ser de mente cerrada no necesariamente equivale a ser negativo, muchas personas de mente cerrada tienden a ver la mayoría de las cosas en el mundo como negativas o amenazantes y tienden a apegarse a las cosas que saben. Entonces, la próxima vez que detectes un pensamiento negativo cruzando tu cerebro, o incluso la próxima vez que uno se escape de tus labios, contrarresta con un pensamiento positivo.

Se sentirá bien. Supongamos que te sorprendes diciendo: "Hoy hace mucho frío. Este clima apesta ". ¿Puedes pensar en algo bueno sobre el día frío? Prueba: "Pero no hay nada como beber un café con leche en tu café favorito cuando hace frío afuera". O: "Tal vez lloverá más tarde. Amo la lluvia caer sobre las flores." Ser más positivo te ayudará a aceptar las cosas que pensabas que odiabas.

Lo mismo ocurre con el lloriqueo y la queja. Si te das cuenta de que estás lloriqueando y quejándote de algo, contrarresta inmediatamente tus quejas con elogios o emoción en torno a eso.

Puedes encontrar lo bueno en casi cualquier situación. Tal vez odies su viaje de 2 horas atravesando la ciudad para llegar al trabajo o regreso a casa, pero puedes amar el tiempo a solas que tiene para escuchar tu música favorita, o simplemente observar a las personas alrededor, disfrutar del aquí y el ahora.

SEIS: Elige un pasatiempo completamente nuevo. Esta es otra excelente manera de ajustar tu perspectiva y tener una mente más abierta. Prueba el kárate, el senderismo, la pintura al óleo, el power yoga, la fotografía o cualquier otra actividad que nunca hayas probado antes, de la que no sepas mucho y que ni siquiera creas que serías bueno. Inscríbete en una clase de cocina, mecánica o costura. Conocerás gente nueva también interesada en eso y aprenderás a mirar el mundo de una manera nueva.

Quién sabe, tu nuevo pasatiempo incluso puede convertirse en una pasión. Y si realmente te apasiona algo nuevo, tu perspectiva mejorará. El amor por la fotografía, por ejemplo, cambiará tu forma de ver el mundo.

 SIETE: Mezcla tu rutina. Las personas de mente cerrada tienden a hacer lo mismo todos los días porque están convencidas de que no serían felices si hicieran algo diferente, tomaran un desayuno diferente o tomaran una ruta diferente al trabajo. Entonces, haz eso. No comas el mismo pan y queso crema y opta por avena y una ensalada de frutas. No vayas al gimnasio después del trabajo; intente correr por la mañana. Y tampoco te vayas directamente a casa después del trabajo o la el estudio; en su lugar, pasa el rato con tus compañeros de trabajo o amigos. ( si tienes el tiempo).

Te sorprenderá lo rápido que comenzarás a ver el mundo de una nueva manera cuando salgas de tu vieja rutina.

Las rutinas son una buena manera de traer orden y estabilidad a tu vida y no tienen nada de malo. Pero si quieres tener una mente más abierta, mezclarlo de vez en cuando te mostrará que hay más de una forma de vivir tu vida.

Supongamos que planeas quedarte en casa todo el fin de semana y ver ese maratón de la nueva serie de NETFLIX que tanto deseabas. Tu amiga te invita a su casa a un asado en el último minuto; si quieres comenzar a cambiar tu vida para mejor y estar más abierto a nuevas experiencias, es mejor que digas que sí.

Porque la pandemia pasará y cuando todo esté de vuelta que encuentre un nuevo tú, uno más dispuesto a disfrutar dia a dia. Y eso solo se logra desde ahora, aquí y ahora. abraza el presente ya que es lo único y verdadero que tenemos.


https://www.wikihow.com/Be-Open-Minded